Cosmética natural y ecológica certificada para bebés y niños. El sistema inmunitario de los bebés es mucho más débil que el de un adulto y no se perfecciona hasta los 3 años.

La mejor cosmética para los más pequeños de la casa.

¿Sabías que la piel de los bebés puede ser hasta cinco veces más fina que la piel de un adulto?

Simplemente con este dato ya puedes imaginar que su suave piel es más vulnerable y permeable a los cuestionables ingredientes que contienen muchos de los productos convencionales para el cuidado de la piel. Por eso es muy importante utilizar cremas hidratantes, aceites, cremas para la zona del pañal, geles, pasta de dientes o colonias naturales y ecológicas para bebés y niños. Los cosméticos realmente naturales y ecológicos para bebés y niños son suaves, no contienen fragancias artificiales colorantes artificiales y no contienen conservantes irritantes o alergénicos.

El sistema inmunitario de los bebés es mucho más débil que el de un adulto y no se perfecciona hasta los 3 años.

De esta forma, es habitual que por ejemplo se contagien enseguida de resfriados en las guarderías o que tengamos que estar más vigilantes ante cualquier enfermedad de un niño que de un adulto. De esta forma, es lógico que no pongamos en la piel de nuestros hijos productos que se absorben a través de su delicada piel y que pueden ser perjudiciales para su salud.

Pero no nos dejemos engañar por bonitos dibujitos o porque en el envase aparezca la palabra natural o bio, ya que a veces son simples reclamos publicitarios. Es el caso de por ejemplo del champú suave para bebé de uso diario de Klorane. ¿A qué parece por la imagen que sea lo más suave y delicado del mundo? Pues aunque, tal y como destaca en la etiqueta, no lleva parabenos ni jabón, lleva los siguientes tóxicos: SLES, ceteareth-60, gluteth-20 y propylene glycol. En su página web no salen los ingredientes del champú (o están tan escondidos que yo no los he sabido ver), por lo que no podemos adjuntar el link, pero sólo tienes que comprobar el listado de ingredientes del envase o ir a alguna página on line donde se vende (aunque sólo he encontrado los ingredientes en páginas extranjeras, no he encontrado el listado de ingredientes o INCI en ninguna tienda on line española).

SLES o sodium laureth sulfate es un derivado del petroleo que se utiliza como detergente y para hacer espuma. Dependiendo de los procesos de fabricación puede estar contaminado con cantidades medibles de óxido de etileno y 1,4-dioxano La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer califica el óxido de etileno como carcinógeno humano conocido y el 1,4-dioxano como posible carcinógeno humano. Además el óxido de etileno también puede dañar el sistema nervioso. Tienes toda la información en este link de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer.

La guía del Proyecto Red Ecoestética de la Asociación Vida Sana cofinanciada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Mediambiente considera el SLES o sodium laureth sulfate como “posible cancerígeno especialmente para los niñosen el siguiente link.

El Ceteareth es un tensioactivo que viene seguido de un número para indicar su peso molecular. Durante el proceso de síntesis de la mayoría de los Ceteareth se forman subcompuestos muy tóxicos como el Óxido de Etileno o el 1,4-Dioxano, carcinógenos de los que hemos hablado en el párrafo anterior.

El Óxido de Etileno o el 1,4-Dioxano están totalmente prohibidos como ingredientes en la formulación de compuestos químicos, pero la misma legislación que los prohíbe los permite cuando se trata de trazas técnicamente inevitables en la fabricación de otros ingredientes. Ahora bien, si un cosmético lleva un número determinado de trazas, otro cosmético otro número determinado de trazas, un producto alimentario otro número y así sucesivamente, las trazas pueden llegar a ser un ingrediente. Además, ¿si es tóxico, por qué tenemos que poner una crema a nuestros hijos que lleve estos tóxicos?

En cuanto al propylene glycol, la Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades  lo describe como una sustancia líquida sintética que absorbe agua y se usa para fabricar compuestos de poliéster y como componente principal en soluciones para deshelar. Los adultos, y los bebés y niños en mayor medida, nos exponemos a esta sustancia por contacto con la piel y puede entrar en la corriente sanguínea a través de misma si hay contacto directo y no se remueve de la piel. Aunque el propylene glycol ha sido aprobado para uso en alimentos, cosméticos y medicamentos en ciertas cantidades determinadas, hay estudios en seres humanos y animales que han demostrado que la exposición repetida de los ojos, la piel o la nariz o en forma oral durante un período breve puede causar irritación. Tienes más información en este link.

Marcas como Johnson’s Baby, y lo confirma la propia marca en su web, están formuladas con los siguientes ingredientes tóxicos.

PEGS. Son derivados del petróleo en cuyo proceso de síntesis también se genera el anteriormente mencionado carcinógeno óxido de etileno. Los PEGS son considerados carcinógenos en la Guía del Proyecto Red Ecoestética de la Asociación Vida Sana cofinanciada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Mediambiente. Tienes la guía completa en este link.

Phenoxyethanol o fenoxietanol En la misma guía de Vida Sana, se define como un éter del glicol que se emplea en muchas formulaciones como conservante por su poder bactericida. En muchos casos se ha utilizado para sustituir a los parabenes en cosméticos. Es un conservante tóxico para el sistema inmunitario y puede provocar irritaciones y reacciones alérgicas.

Johnson’s Baby dice que es un “protector de la piel”. La guía del Proyecto Red Ecoestética de la Asociación Vida Sana, cuyo link hemos indicado anteriormente, la define como vaselina o parafina “base de muchos productos cosméticos como cremas hidratantes, mascarillas, pintalabios y todos aquellos de consistencia grasa. Se utilizan en lugar de aceites vegetales porque son más baratos y la piel los absorbe más rápido. Por un lado son poco recomendables para la piel porque taponan sus poros y por otro son contaminantes ambientales difíciles de degradar y depurar”. Fragance/parfum. Según La guía del Proyecto Red Ecoestética de la Asociación Vida Sana antes citada y de la que hemos facilitado el link más arriba Las fragancias sintéticas son el ingrediente más común en los productos cosméticos. El nombre genérico “fragance”, “parfum” o “aroma” puede referirse a más de 3.000 ingredientes. Bajo la misma denominación podemos encontrar desde un aceite esencial (caso de la cosmética econatural) hasta ingredientes sospechosos de ser cancerígenos como los ftalatos o el tolueno que se utilizan como disolventes. La mayoría de los perfumes utilizados son alergénicos potenciales”.

En www.ankobiocare.com puedes comprar on line cremas hidratantes, cremas para la zona del pañal, aceites, geles, pasta de dientes o colonias naturales y ecológicas para bebés y niños. Cremas naturales y ecológicas de verdad, es decir, certificadas por organismos de reconocido prestigio internacional como naturales y ecológicas.

Todos los productos para tus hijos que encontrarás en ankobiocare.com no contienen OGM (organismos genéticamente modificados), nanopartículas, perfumes o colorantes sintéticos, ftalatos, parabenos, cloro, lauril sulfato de sodio (SLS), laureth sulfate de sodio (SLES), MIT, triclosan, propilenglicol, benzobarbital ni fenoxietenol. Todos los productos son veganos y además, las empresas certificadoras que los certifican como naturales y/o ecológicos nos aseguran que no han sido testados en animales, tengan o no tengan el sello Cruelty Free.

Por mucho que se utilicen ingredientes tóxicos en porcentajes en principio permitidos no tenemos porqué utilizarlos. ¿Por qué nos vamos a quedar con productos que según dicen las marcas que los comercializan son inocuos cuando podemos tener todos los beneficios que nos brindan los ingredientes naturales con lo que están hechos las cremas o los geles naturales o ecológicos? Además, por lo general están estudiados los efectos de los ingredientes por separado pero no están estudiadas las miles de combinaciones de productos tóxicos que puede haber en los diferentes productos cosméticos que aplicamos sobre la piel de nuestros bebés o niños. Todo suma: una crema con parabenos en el cuerpo, un colonia con perfume artificial, un champú que lleva PEGS… Yo particularmente no quiero sumar tóxicos ni en mi piel ni en la de mi familia.

La mejor forma de asegurarnos de que un producto es natural o ecológico es que esté certificado como tal por empresas independientes como Soil Association, Bio.Inspecta, ECOCERT, etc. Es el mejor sello de calidad que puedes encontrar en un producto. Todas las marcas que puedes comprar on line en www.ankobiocare.com están certificadas como ecológicas y naturales. Aquí encontrarás geles, cremas hidratantes, aceites, colonias o pasta de dientes para bebés y niños completamente naturales y/o ecológicas sin ningún tóxico.

Tienes un montón de marcas con una calidad de excelencia para elegir:

Los exquisitos jabón líquido, body milk y aceite corporal de almendra de Naiada Ladybug de Fragàncies del Montseny (certificada como natural y ecológica por Soil Association bajo los estandares de la prestigiosa norma Cosmos).

Los cuidadosos y divertidos geles y champús, crema corporal, crema de pañal, colonia y champú y loción escolar de Lluc & Pau by Natural Carol (certificada por Bio.Inspecta como natural con ingredientes ecológicos) y formulados con caléndula, lavanda y extracto de limón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los geles, champús, loción hidratante y aceite sin perfume de Mádara ideales para pieles sensibles (certificada por ECOCERT como natural con un porcentaje de ingredientes ecológicos).

Uno de los consejos más habituales de los pediatras para cuidar las pieles atópicas es no bañar al bebé cada día y hacerlo con geles sin jabón ni perfumes alergizantes, especiales para pieles sensibles. Si no se recomiendan geles con jabón ni perfumes alergizantes, es obvio que el resto de productos que aplicamos sobre la piel de nuestros bebés como colonias, aceites o cremas hidratantes tampoco lo sean.

Te proponemos una alternativa más que natural para los bebés con las pieles más sensibles o con problemas como dermatitis atópica o rosacea:

Lava su piel con el delicado y natural Jabón negro africano de Maison Karité, hidrata la piel con la manteca de karité ecológica, sin refinar, salvaje y artesana y/o con el aceite de moringa

La manteca de karité como ingrediente único tiene manteca de karité 100% ecológica y, al ser sin refinar y salvaje tiene todas las propiedades del karitene, componente que se suprime del karité en las mantecas refinadas, que suelen abundar en el mercado. El karitene tiene muchos de los agentes del karite más preciados: superhidratación, nutrición y protección de las agresiones externas como el sol o el frío. ¿Sabías que el karité lleva un factor solar por sí solo que varía entre el 6 y el 12% dependiendo del origen del karité?

El aceite de moringa es 100% natural, se obtiene por la técnica de la presión en frío y es una maravilla para las pieles utrasensibles. Tiene propiedades calmantes y suavizantes y es de muy fácil aplicación y absorción. Lo puedes utilizar mezclándolo con la manteca de karité o solo sobre todo el cuerpo. Es una de las mejores alternativas como hidratante y crema nutritiva natural para las pieles más sensibles de bebés, niños y toda la familia.

Todos estos productos y muchos más cosméticos naturales y ecológicos  buenísmos para tu piel y para tu cuerpo los seleccionamos cuidadosamente para ti y puedes comprarlos en ankobiocare.com.

¿Y tu? ¿Utilizas productos naturales para los más pequeños de la casa?

Deja un comentario