El verano sienta genial porque desconectamos, descansamos y recargamos pilas. Volvemos a nuestra vida diaria y nos dicen que se nota que hemos estado de vacaciones, que tenemos buena cara. No obstante, nuestra piel ha estado expuesta, entre otros factores, al sol, al sudor, al cloro de la piscina y a la sal del mar, por lo que puede estar más sensibilizada y, sobre todo, deshidratada. Además han podido aparecer manchas solares o acentuarse las que ya teníamos. Por ello, dedicamos este post especialmente al cuidado de la piel después del verano y del sol.

Una buena alimentación rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos insaturados, el ejercicio, el sueño y mantener a raya el estrés son muy importantes para tener una piel sana y bonita. Asimismo, el uso de cosmética natural y orgánica efectiva es fundamental.

La rutina que proponemos es la siguiente:

1.

Limpieza suave pero efectiva que incluya una exfoliación a la vuelta de vacaciones para limpiar en profundidad nuestra piel de todas las impurezas acumuladas. Puedes usar los filtros de nuestra tienda on line que aparecen a la izquierda de la pantalla de tu ordenador o debajo de tu pantalla del móvil para elegir el mejor limpiador natural en función de tu tipo de piel.

2.

Una hidratante natural para restaurar la capa cornea y la barrera hidrolípidica de nuestra piel, que de forma conjunta impiden la penetración de factores externos como toxinas o contaminación y evitan que el agua “se escape” de nuestra piel. Además una buena hidratación ayudará a prolongar nuestro bronceado.

Si tu piel en verano ha estado muy expuesta al sol, al cloro o al salitre notarás que pide a gritos hidratación, ya que la notarás más áspera, tirante o incluso descamada. Las mascarillas hidratantes son un tratamiento de choque para las pieles deshidratadas que le devuelven a la piel la flexibilidad, jugosidad y vida perdidas.

Kombú Nectar es una mascarilla ultrahidratante nocturna perfecta para todos los tipos de piel. ¡Además puede usarse como bálsamo limpiador!

Esta mascarilla de la línea SOS, una de las líneas Top ventas de Mádara, es perfecta para rehidratar todo tipo de pieles, incluso las sensibles.

Y no te olvides de la piel del cuerpo, que en verano está más expuesta que nunca a los factores externos. Elige una hidratante corporal natural con ingredientes reestructurantes y emolientes como la manteca de karité o la cera de jojoba (comúnmente conocida como aceite de jojoba), que le aportarán a tu piel flexibilidad y suavidad. La manteca de karité es además fantástica para hidratar las zonas más difíciles como talones, codos o rodillas.

Maison Karité tiene una amplia línea de mantecas corporales que nutrirán e hidratarán tu piel como nunca.

3.

Si con el sol han aparecido o se han acentuado las tan temidas manchas solares, es imprescindible un tratamiento específico para estas manchas o lentigos solares. Nosotras apostamos por cosméticos naturales no agresivos pero efectivos para la piel como el aceite de moringa o el melacare-oil. Y recordad, fundamental para evitar las manchas, incluso cuando hace frío y aparentemente no nos da el sol: protección solar renovándola cada 2 horas si estamos expuestos a la acción solar.

Slow Liquid es un aceite multifunción que trata las manchas solares y el fotoenvejecimiento de la piel perfecto para pieles normales y secas.

El Elixir Facial Antimachas de Maison Karité constituye una sinergia de aceites vegetales orgánicos perfecta para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles.

4.

Finalmente, si le queremos hacer un verdadero regalo a nuestra piel, para las pieles más sensibles, con problemas severos de sequedad, con tendencia al acné, al enrojecimiento, con problemas inflamotorios en general, con manchas y con fotoenvejecimiento, el tratamiento intensivo de las ampollas Skin Warriors I de Ami Iyök aportará a tu piel una mejoría notable. Además aprovecha el cambio de estación para potenciar su eficacia.

Skin Warriors es todo un éxito que no para de agotarse del que sólo tenemos buen feedback de nuestr@s clientes.

Deja un comentario