Diferencias entre filtros físicos y químicos

Diferencias entre filtros físicos y químicos

Diferencias entre solares con filtros minerales o físicos y químicos

Los filtros químicos de los protectores solares tradicionales, que son los que encontramos de forma habitual en los supermercados y farmacias, actúan dispersando y absorbiendo la radiación mediante reacciones químicas, por lo que se necesita unos 30 minutos para que nos protejan frente al sol.

Por el contrario, los protectores solares con filtros minerales o físicos, que son los que utiliza la cosmética natural y ecológica certificada, reflejan totalmente la radiación solar, impidiendo que penetre en la piel y se produzca enrojecimiento o quemaduras. Actúan de forma inmediata desde su aplicación.

Muchísimos protectores solares con filtros químicos utilizan además en sus formulaciones filtros físicos.

Como ocurre con la mayoría de las nuevas sustancias, no se estudian sus efectos a largo plazo  y cada cierto tiempo aparecen nuevas evidencias que advierten de la toxicidad de algunas de estas sustancias y, ingredientes que se consideraban inocuos, acaban siendo prohibidos después de años de uso.

Entre los muchísimos estudios que existen, haremos referencia a un estudio del CSIC realizado con la colaboración del Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona que ha encontrado en las placentas humanas parabenos y filtros UV químicos presentes en los protectores solares químicos (concretamente benzofenonas, el principal grupo de filtros solares UV). Ya existen estudios que demuestran que estos compuestos son perturbadores hormonales, capaces de afectar al sistema endocrino y de causar infertilidad, según se ha visto en animales. Se ha asociado su presencia con una baja tasa de espermatozoides y, en el caso de las hembras, con desajustes del ciclo menstrual. Tenéis más información en este link del Hospital Sant Joan de Deu

A modo de ejemplo, llevan benzofenonas los solares de Estee Lauder Goddes SPF30 (además de alérgenos, fragancias y contaminantes ambientales) o Shisseido Wetforce Sun Expert con protección antienvejecimiento SPF 30.

Otros solares como Babaria llevan, entre otros tóxicos, parabenos, que son disruptures endocrinos, o methylbezulidene camphor, que absorbe la luz ultravioleta, es un disruptor endocrino y es bioacumulable en el medioambiente.

La crema solar para el cuerpo de ISDIN factor 50 lleva PEGS y RETINYL PALMITATE, calificado y documentado con una toxicidad de 9 sobre 10 por Enviromental Working Group en este link. Las empresas certificadoras de cosmética natural o ecológica como NATRUE o SOIL ASSOCIATION no permiten en la formulación de los cosméticos certificados este. producto

Los filtros minerales o físicos más frecuentes son el óxido de zinc y el dióxido de titanio. Hay estudios que consideran que el dióxido de titanio en forma de nanopartículas y especialmente al ser respirado (lo que puede suceder fácilmente con los nuevos formatos de aerosoles -no sprays-) puede ser tóxico. Al respecto hay que tener en cuenta que las certificadoras que otorgan el sello de natural o ecológico a un producto como EcoCert, Bio.Inspecta, Natrue, etc. no permiten usar nanoparticulas, por lo que podemos estar tranquilos si utilizamos un protector solar con filtros físicos certificado como natural o ecológico.
El hecho de que se utilice el dióxido de titanio radica en que es la pantalla física que ofrece protecciones más altas. Es decir, el óxido de zinc puede ofrecer un FPS de hasta 20 ó 30, pero a partir de este FPS se recurre al dióxido de titanio. Si quieres un protector sin dióxido de titanio te recomendamos la Manteca Ourdoor de Maison Karité, ecológica certificada y vegana con un SPF de 20.

En relación al efecto de los protectores solares con filtros químicos sobre el medioambiente, existen estudios previos que han constatado la dispersión de parabenos (prohibidos en la cosmética natural y ecológica certificada) y filtros solares UV químicos en el medio ambiente. Concretamente se han hallado residuos de ellos en muestras de agua, en sedimentos de río, en organismos (pájaros y peces, entre otros), en orina humana, esperma e incluso en leche materna, por lo que acaban llegando nuevamente a la cadena alimentaria y a nuestro cuerpo pese a no aplicárnoslos directamente en la piel a través de los protectores solares y otros cosméticos. Toda esta información puedes contrastarla en el link del Hospital San Joan antes indicado.

Todos los protectores solares que encontrarás en Ankö Biocare están certificados por organismos independientes como EcoCert como naturales y orgánicos, por lo que puedes estar tranquil@ de que te proteges del sol de la forma más segura para tu cuerpo y para el medioambiente. Además hemos escogido cuidadosamente los solares que te ofrecemos para que obtengas no sólo solares que te protejan de forma segura, sino que se apliquen con facilidad y no dejen rastro blanco o dejen el menor rastro blanco posible. Puedes elegir entre Alga Maris, Eco Cosmetics, Maison Karité o los nuevos solares de Mádara.

Si tienes cualquier duda no dudes en contactar con nosotras a través de nuestro correo electrónico, hola@ankobiocare.com

 

Ana Belén – Equipo de Ankö Biocare

 

Deja un comentario