Pelo espectacular también en verano

Pelo espectacular también en verano

Pelo espectacular también en verano

Hace ya unos cuantos años mi entonces peluquera me dijo: ¿vas en moto verdad? Yo le dije que sí y le pregunté que cómo lo sabía. Su respuesta fue: por tu pelo. Llevaba melena larga y la parte que no cubría el casco, al estar expuesta al sol cada día -y más en verano- se aclaraba y se estropeaba más que el resto. ¡No hubiera pensado nunca que se podría notar tanto! ¿Por qué ocurre esto y cómo podemos evitarlo?

El sol, junto con el aire, oxida la melanina de nuestro pelo y se aclara. Asimismo, nuestro pelo se vuelve más frágil y quebradizo. Además, si nos teñimos estos síntomas se acentúan.

El cloro de las tan necesitadas piscinas en verano tampoco ayuda, puesto que seca nuestro cabello y lo deja quebradizo. Además, sobre todo en pelos rubios teñidos, el contacto con el cloro y otras sustancias químicas para tratar el agua de las piscinas hace que a veces el pelo adquiera un tono verdoso.

Si tenemos nuestro pelo bien hidratado, éste no absorbe tanto el agua clorada, por lo que los efectos nocivos del cloro sobre nuestro pelo se reducen.

Por otro lado, el agua del mar nos puede ir estupendamente si tenemos el pelo graso, pero si no es el caso y tenemos el pelo seco o normal, su elevado PH puede ser perjudicial, restándole brillo y decolorándolo en caso de que nos tiñamos.

Por todo ello es muy importante aclararnos muy bien el pelo tras el baño en el mar o la piscina. Cuando digo aclararlo quiero decir aclararlo a conciencia unos minutos, sobre todo si llevamos el pelo largo. ¡No vale hacer trampas y pasar en plan rapidito por la ducha!

Por otro lado, como en verano el pelo está sometido a todas las agresiones que acabamos de indicar, después de lavar el pelo le damos un respiro si lo secamos al viento o con el secador a baja potencia. Además, si dejas algo de humedad al final del secado el cabello no se secará tanto.

Algo que también es imprescindible es usar un champú natural suave que aporte aquellos nutrientes que nuestro pelo necesita, hidratándolo bien para que no se seque, o protegiendo además el color los cabellos teñidos. Asimismo, especialmente en verano, cuando el pelo se castiga más, es importante usar un acondicionador específico para cada tipo de cabello y hacernos semanalmente, o incluso un par de veces a la semana si notamos el pelo muy estropeado, una mascarilla. Te recomendamos la mascarilla de Maison Karité, ecológica y con unos ingredientes exquisitos: manteca de karité, baobab, touloucona y más aceites vegetales que la convierten es un autentico regalo para tu pelo y huele… Ays, es una pasada… Además puedes usarla como aceite capilar protector del sol y como fijador.

Los champús –y sobre todo los acondicionadores- tradicionales llevan sulfatos agresivos para nuestro cabello que además pueden tener efectos acumulativos en nuestro cuerpo (los famosos SLS y SLES de los que podéis encontrar más información en el POST de cosméticos naturales para bebés). También suelen llevar siliconas, que lo que hacen es darle un brillo artificial creado por la propia silicona que se impregna en las fibras capilares. Otros ingredientes también habituales en champús tradicionales son los parabenos , PEGS o fragancias artificiales, de los que también hablamos en el post de cosmética natural para bebés.

Te propongo algo: coge el champú que tienes en casa y compara sus ingredientes con los de los champús naturales certificados por EcoCert de Mádara (para pelo normal, seco o teñido) o con el Super-Champú Equilibrante de Maison Karité certificado por BioInspecta, que no tiene conservantes, sino unos fermentos lácticos de coco y del rábano que actúan de preservativos naturales. Es más que suave y está especialmente indicado para cueros cabelludos sensibles y  con desequilibrios (caída, grasa, caspa, descamación, picores, etc.), así como para niños, personas con sensibilidad química y cabellos castigados y sin brillo.

El zumo de abedul, el agua de rosas damascenas, los extractos de plantas bálticas, la manteca de karité o los aceites vegetales de estos champús naturales hidratarán tu pelo profundamente sin apelmazarlo, no irritarán tu cuero cabelludo y aportarán fuerza y brillo a tu cabello.

 

 

 

 

 

Deja un comentario